miércoles, febrero 21, 2007

El novio de mi gata.

Ayer me pasó una cosa muy rara, estaba yo cenando cuando de repente a la puerta de casa se oye un mauyar , primero pensé que era Zarpas que tiene un vozarrón pero Zarpas aunque quejica, miaga algo así "uaooooou", mientras este era casi agónico "wauuuuuu". Abrí la puerta y había un gato persa, empapado por la lluvia, al verlo mi hermana dice:
- ¡ Anda, el novio de Bambú!.
Y acto seguido mi gata baja de la cama donde estaba dormida y sale a la calle con el otro gato y después de mirarse unos segundos se van los dos juntos por ahí.
Curioso no? Me imagino al gato persa como si viniese a buscarla a casa, picase al timbre y preguntase si podía salir a dar una vuelta por la calle.

Y ahora algo completamente diferente.


Pronto conseguiré alguna foto de carnaval, de Avilés y de Gijón, además el dúo dinámico de la justicia también aparecerá por Oviedo seguramente.

Por cierto sabéis como no ser vistos?

4 comentarios:

piedraita...2 dijo...

mmm en mi flog hay una firma de un tal Dr jarko malone,es quizas usted?

Susana dijo...

(...parece que a tí también te han venido a picar a la puerta...)

;)



Simpática historia la del novio de tu gata. Vete preparando el test para la próxima vez que pase a buscarla, pídele la cartilla de vacunaciones y lo del pedigrí.

Dr Jarko Malone dijo...

Señor piedraita, en efecto, soy yo.

Respecto al gato, ayer paso la prueba, estaba en la acera mirando a la ventana donde estaba mi gata (parecia una escena de Romeo y Julieta)y yo me acerque y se dejo acariciar y cojer en cueyo y todo así que por simpatio no tendrá problemas. Además le cae bien a Zarpas (esto es solo le gruñe y luego pasa de el)

ale dijo...

Jeje, asi que en tu papel de padre humano digamos que le concedes la garra de Bambú a ese gato, no?
Espero que haya algo más que raspas en la boda...